FORO INTERNACIONAL
VOLUMEN XLVII - NÚMERO 3 (189)
JULIO- SEPTIEMBRE, 2007
 
Director del Centro de Estudios Internacionales:
GUSTAVO F. VEGA CÁNOVAS
Fundador: DANIEL COSÍO VILLEGAS
Director: REYNALDO YUNUEN ORTEGA ORTIZ
Secretario de redacción: GABRIEL RAMOS
Comité Editorial: Sergio Aguayo, Humberto Garza, Soledad Loaeza, Isabelle Rousseau, Tatiana Sidorenko, Ma. Fernanda Somuano y Blanca Torres
Consejo Asesor: Ernesto Carrillo, Universidad Complutense de Madrid; Jorge I. Domínguez, Universidad de Harvard; Guy Hermet, Instituto de Estudios Políticos de París; Mario Ojeda, El Colegio de México; B. Guy Peters, Universidad de Pittsburgh; Rafael Segovia, El Colegio de México



ÍNDICE

ARTÍCULOS

 

Carlos Alba Vega y Dirk Kruijt, Viejos y nuevos actores violentos en América Latina: temas y problemas. (resumen)    (abstract)

Marcelo Fabián Sain, Seguridades e inseguridades en el Gran Buenos Aires. (resumen)    (abstract)

Ralph Rozema, Paramilitares y violencia urbana en Medellín, Colombia. (resumen)    (abstract)

Roberto Briceño-León, Violencia, ciudadanía y miedo en Caracas. (resumen)    (abstract)

Wil Pansters y Héctor Castillo Berthier, Violencia e inseguridad en la ciudad de México: entre la fragmentación y la politización. (resumen)    (abstract)

Kees Koonings y Sjoerd Veenstra, Exclusión social, actores armados y violencia urbana en Río de Janeiro. (resumen)    (abstract)

Wim Savenije, Las pandillas trasnacionales o “maras”: violencia urbana en Centroamérica. (resumen)    (abstract)



RESEÑAS

Bernardo Bátiz Vázquez, Pido la palabra, intervenciones legislativas, por Froylán Enciso. 

Ami Gluska, The Israeli Military and the Origins of the 1967 War, por Joseph Hodara.

María de la Paz López y Vania Salles, El Programa Oportunidades examinado desde el género, por Ana María Tepichín Valle.

Jorge Eduardo Navarrete (coord.), La reconstrucción de la política exterior de México: principios, ámbitos, acciones, por Antonio Ortiz Mena L.N.

John Ackerman, Organismos autónomos y democracia: el caso de México, por Jesús Manuel Mendoza.


RESÚMENES  

Carlos Alba Vega y Dirk Kruijt, Viejos y nuevos actores violentos en América Latina: temas y problemas.


Los autores sostienen que, hasta la llegada de los regímenes democráticos a América Latina, la violencia tradicional giró alrededor de conflictos políticos internos y fue ejercida en casi todos los países por las fuerzas armadas contra los enemigos del Estado: el comunismo, la guerrilla y sus organizaciones clandestinas. Sin embargo, en la transición a la democracia, que coincide con años de crisis económica y deterioro social, han proliferado nuevos actores armados no estatales en el marco de la globalización: desde la violencia delictiva en la calle, las pandillas juveniles y las bandas criminales hasta el narcotráfico. El texto ofrece también las ideas centrales de los estudios que se presentan en este número de Foro Internacional sobre las ciudades de Buenos Aires, Medellín, Caracas, México y Río de Janeiro, así como sobre las pandillas en América Central.  

 

Marcelo Fabián Sain, Seguridades e inseguridades en el Gran Buenos Aires.


El artículo analiza la violencia urbana en Colombia, con énfasis en la ciudad de Medellín. La segunda ciudad colombiana se distingue no sólo por la presencia en ella de una gran variedad de grupos armados que forman un mosaico intricado de relaciones de poder, sino también por sus varias iniciativas locales de paz. La iniciativa más reciente con los paramilitares ha llevado a una reducción espectacular de la violencia. Sin embargo, el mejoramiento de la seguridad urbana no es tan viable a largo plazo. El argumento central que aquí se sustenta es que, aunque el proceso de paz ha llevado a la desmovilización de los paramilitares, la política deja de dar atención a las redes de organizaciones de alta criminalidad en que algunos de los antiguos paramilitares continúan participando.  

 

Ralph Rozema, Paramilitares y violencia urbana en Medellín, Colombia.


El artículo analiza la violencia urbana en Colombia, con énfasis en la ciudad de Medellín. La segunda ciudad colombiana se distingue no sólo por la presencia en ella de una gran variedad de grupos armados que forman un mosaico intricado de relaciones de poder, sino también por sus varias iniciativas locales de paz. La iniciativa más reciente con los paramilitares ha llevado a una reducción espectacular de la violencia. Sin embargo, el mejoramiento de la seguridad urbana no es tan viable a largo plazo. El argumento central que aquí se sustenta es que, aunque el proceso de paz ha llevado a la desmovilización de los paramilitares, la política deja de dar atención a las redes de organizaciones de alta criminalidad en que algunos de los antiguos paramilitares continúan participando.  

 

Roberto Briceño-León, Violencia, ciudadanía y miedo en Caracas.


La violencia y el miedo son dos constantes en las ciudades latinoamericanas y han significado una pérdida de ciudadanía. El artículo describe la evolución urbana de Caracas y su relación con los cambios políticos y con el incremento de la violencia entre 1960 y 2006. Se abordan las formas de la violencia: delincuencial, de bandas juveniles y la violencia como respuesta a la violencia, y a partir de tres encuestas probabilísticas de población (1996, 2004 y 2007) realizadas por el Laboratorio de Ciencias Sociales (lacso) se analiza el sentimiento de temor de los ciudadanos y se identifican los procesos de inhibición que ocurren por miedo a la violencia y su impacto en la pérdida de libertad y del derecho a la ciudad. 

 

Wil Pansters y Héctor Castillo Berthier, Violencia e inseguridad en la ciudad de México: entre la fragmentación y la politización.


Los autores analizan a la violencia y la inseguridad en la zona metropolitana de la ciudad de México desde distintos ángulos. Primero, proporcionan información básica acerca de la demografía, la geografía y la política de la zmcm. Segundo, elaboran un mapa del fenómeno de la inseguridad y la violencia en el área, así como de sus principales actores. Tercero, examinan las respuestas de distintos actores urbanos, en especial las políticas del gobierno local. En este contexto, sitúan las prácticas y juegos políticos relacionados con los linchamientos. En términos generales, argumentan que la fragmentación social e institucional y la intensa politización, más que el control territorial y político de amplias zonas urbanas por actores violentos no estatales, son las fuerzas que están detrás de los problemas de la violencia y la inseguridad pública. 

 

Kees Koonings y Sjoerd Veenstra, Exclusión social, actores armados y violencia urbana en Río de Janeiro.


Este artículo se ocupa de la violencia urbana en Río de Janeiro durante los últimos 20 años. Tras una breve discusión sobre el desarrollo del fenómeno de las favelas, se argumenta que la violencia en Río de Janeiro es el producto acumulado de tres tendencias: la exclusión sistémica de la población favelada, especialmente los jóvenes varones; la ausencia del Estado o su ineficacia en cuanto a mantener el orden legal y la seguridad ciudadana, por la violencia excesiva o la corrupción de la policía, y la organización de un orden “alternativo” y mecanismos de integración “perversos” por vía del narcotráfico y las pandillas. Estas últimas forman parte de complicadas redes ocultas, que envuelven organizaciones barriales y políticas locales. El caso de la favela Vila Cruzeiro ilumina la fisonomía de la violencia y el impacto que tiene en la vida cotidiana de los habitantes pobres de la ciudad. 

 

Wim Savenije, Las pandillas trasnacionales o “maras”: violencia urbana en Centroamérica.


Savenije explora aquí el proceso y las consecuencias de la reciente trasnacionalización de pandillas callejeras en Centroamérica y México, y plantea la necesidad de una nueva conceptuación al respecto. Aunque las pandillas trasnacionales Mara Salvatrucha y Barrio 18st. tienen sus orígenes en los Estados Unidos, el autor sostiene que las condiciones excluyentes que rodean a muchos jóvenes constituyen el contexto imprescindible para entender el surgimiento de tales agrupaciones en la región centroamericana. También argumenta que las respuestas represivas, de “mano dura”, a las que suelen recurrir las autoridades nacionales pueden reforzar la cohesión y organización delictiva de tales pandillas. Sin embargo, la experiencia particular de Nicaragua puede ayudar al desarrollo de políticas sociales y de seguridad integradas para combatir con éxito esta situación. 

 

 

ABSTRACTS

 

Carlos Alba Vega AND DIRK KRUIJT, Old and New Violent Actors in Latin America: Issues and Problems


The authors claim that, until democratic regimes arrived to Latin America, traditional violence stemmed from domestic political conflicts and was exerted in almost every country by armed forces to fight the enemies of the state: communism, guerilla, and underground organizations. However, during the transition to democracy that has coincided with years of economic crisis and social decline, there has been a rise of new non-state armed actors within the framework of globalization, ranging from street criminal violence, juvenile gangs, and criminal bands, to drug trafficking. Also, this work introduces the main concepts of researches included in this issue of Foro Internacional both on the cities of Buenos Aires, Medellin, Caracas, Mexico, and Rio de Janeiro, and on Central American gangs.  

 

Marcelo Fabián Sain, Securities and Insecurities in Gran Buenos Aires.


This paper argues that criminality in Gran Buenos Aires −related both to common delinquency and organized crime− has significantly increased and become highly sophisticated as a result of two simultaneous developments: i) the hasty processes of growing inequality and marginalization of large low and medium-low strata in the urban context of Buenos Aires province, and ii) a deepening of institutional flaws of the public security system, particularly those concerning corruption and police regulation of certain criminal activities. This, in its turn, has turned into a scenario marked by the disregard and ineffectiveness of the local political class to solve this set of issues and developments. 

 

Ralph Rozema, Paramilitary and Urban Violence in Medellin, Colombia.


This paper explores urban violence in Colombia, with a special focus on the city of Medellin. The second Colombian city of Medellin stands out not only due to the presence of the variety of armed groups that shape an intricate mosaic of power relationships, but also because of the its various local peace initiatives. The most recent initiative with paramilitary has led to a stunning decrease of violence. However, urban security improvement is not that feasible in the long run. The author’s main argument is that, although the peace process has led to paramilitary demobilization, politics has been ignoring the networks of organized crime groups where some former paramilitaries are still involved. 

 

Roberto Briceño-León, Violence, Citizenship and Fear in Caracas.


Violence and fear are two constants in Latin American cities and have entailed a loss of citizenship. This work describes Caracas urban development and its relationship with political changes and the increase of violence in the 1960-2006 period. The various forms of violence are here explored: criminal violence, juvenile gangs’ violence, and violence as a reaction to violence. Also, from three probabilistic population surveys (1996, 2004 y 2007) carried out by the Social Sciences Laboratory (Laboratorio de Ciencias Sociales, lacso), the feeling of fear among citizens is analyzed, and the inhibition processes resulting from fear to violence and its impact on the loss of freedom and the right to the city are identified. 

 

Wil Pansters AND Héctor Castillo Berthier, Violence and Insecurity in Mexico City: Between Fragmentation and Politization.


The authors look at violence and insecurity in Mexico City’s Metropolitan Area (mcma) from various perspectives. First, they provide basic data on mcma demography, geography and politics. Second, they develop a map of both insecurity and violence incidence in the area, and its main actors. Third, the authors analyze the reaction of different urban actors, especially the policies of the local government. They put the political practices and games related to lynching within this context. Broadly speaking, they argue that social and institutional fragmentations as well as a strong politization −rather than territorial and political control of wide urban areas by non-state violent actors− are the forces underlying the problems of violence and public insecurity. 

 

Kees Koonings and Sjoerd Veenstra, Social Exclusion, Armed Actors and Urban Violence in Rio de Janeiro.


This work deals with urban violence in Rio de Janeiro during the last 20 years. After a brief discussion on the emergence of the favela phenomenon, it is argued that violence in Rio de Janeiro is the accumulated result of three trends: the systemic exclusion of favelados population, specially young males; the state’s absence or inability to preserve law enforcement and citizen security due to escalating violence or police corruption; and the organization of an “alternate” order and “perverse” integration mechanisms by way of drug-trafficking and gangs. These latter are part of complex hidden networks involving neighborhood organizations and local policies. The case of the favela Vila Cruzeiro illustrates the physiognomy of violence and its impact on the daily life of the city’s poor dwellers.  

 

Wim Savenije, Transnational Gangs or “Maras”: Urban Violence in Central America.


Savenije explores here the process and consequences of recent street gang transnationalization in Central America and Mexico, suggesting the need of a new conceptualization on this issue. Although Mara Salvatrucha and Barrio 18st transnational gangs have their origins in the United States, the author claims that exclusion conditions experienced by many young people represent a key context for understanding the emergence of those groups in the Central American region. He also argues that repressive “hard-line” reactions that national authorities tend to employ may strengthen criminal cohesion and organization of those gangs. However, Nicaragua’s particular experience could contribute to the development of social and security integrated policies aimed at successfully preventing this state of affairs.  

 

REGRESAR


Centro de Estudios Internacionales de El Colegio de México, A.C.